Amar es recordar

recuerdos

Hombres y mujeres de todas las épocas se han obsesionado en hallar “el elixir de la inmortalidad” ignorando que este en realidad lo trae consigo cada individuo: el arte de recordar. Porque, como dice el poeta, el recuerdo es un poco de eternidad. ¿Quieres inmortalizar a una persona? Entonces recuérdala, no la olvides. Mientras lo hagas nunca perecerá, ya que seguirá conservándose eternamente en tu cabeza.

¿Quieres inmortalizar a una persona? Entonces recuérdala, no la olvides.

Una persona no muere cuando escapa físicamente de este mundo, sino que somos nosotros quienes lo matamos cuando dejamos de tenerlo presente en nuestra mente. Si vives entregado a su recuerdo seguirá siempre estando contigo, a tu lado; si lo olvidas entonces se extinguirá, será vilmente asesinado. ¡No hay que temer al recuerdo! Como escribió Ángel González: Yo sé que existo porque tú me imaginas. No hay nada más real que vivir en la imaginación de alguien.

No hay nada más real que vivir en la imaginación de alguien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s