¿Hay vida ahí fuera?

universe-backgrounds-11

La contaminación lumínica y ambiental o polución, aparte de tener efectos perjudiciales sobre el medioambiente, constituye, junto a los mastodónticos edificios que se elevan en las grandes ciudades, un claro obstáculo para la observación de los cielos. Son los barrotes de nuestra prisión. Y es que un tercio de la población que vive en las ciudades, apenas presta atención a lo que pasa por encima de sus cabezas. Desde tiempos inmemoriales las mujeres y los hombres se han servido de las estrellas colgadas en el vasto firmamento para ubicarse y situarse en el mundo. Este conocimiento astronómico primitivo era utilizado como herramienta útil para determinar los periodos de abundancia para la caza y la recolección. Es más, el hombre temprano observaba los cielos porque el Sol, la Luna y las estrellas indicaban a granjeros y cazadores, el inicio de estaciones venideras, como el invierno, para el que se requería de una preparación para sobrevivir a los cambios climáticos adversos. Lo que pretendían estos escudriñando los cielos era entender el Universo, así como conocer la posición que ellos ocupaban en él.

Actualmente, a diferencia de ellos, nosotros sabemos qué posición ocupamos en el vasto universo: somos una mota de polvo dentro del inconmensurable universo. El planeta tierra forma parte del Sistema Solar junto al resto de los planetas que lo componen (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Neptuno, Urano, y Plutón). El Sistema Solar a su vez está comprendido dentro de nuestra galaxia (Vía Láctea) que orbita junto a otras miles de millones de galaxias. Se calcula que existen alrededor de cien mil millones de otras galaxias (además de la nuestra). Sólo en nuestra galaxia hay alrededor de 135.000.000.000 de estrellas (¡135.000.000.000 soles!). Se cree que casi todas estas estrellas deben poseer un sistema planetario como el nuestro. Se estima que el número de planetas en nuestra Galaxia podría ser de 645.000.000. El porcentaje de que exista vida en otros planetas es, por tanto, altísimo.

Por desgracia, el Universo es inmenso. El planeta más próximo fuera del sistema solar se halla a una distancia de veinticuatro años luz. ¡Tardaríamos veinticuatro años en llegar a una velocidad de 300.000 km/s! (que es la velocidad de la luz). Por tanto, aunque supiésemos con certeza de la existencia de “extraterrestres” en otros planetas no llegaríamos nunca a contactar con ellos a merced de nuestra tecnología actual. Quizá ellos (en caso de que hubiese vida) sí que llegarán a contactar algún día con nosotros… Mientras tanto lo único que podemos -y debemos- hacer es limpiar nuestros cielos para que, por lo menos, podamos seguir observando el firmamento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s