“El camino no elegido” de Robert Frost

Dos caminos se bifurcaban en un bosque

amarillo,

y lamentablemente no podía recorrer ambos

siendo un solo viajero; por largo tiempo me

detuve

y contemplé uno de ellos tan lejos como pude

hasta donde se perdía en la maleza.

Entonces tomé el otro, tan justo como

honesto,

y teniendo quizá el mejor motivo,

ya que los pastos estaban más crecidos

y pedía ser recorrido

aunque quienes habían pasado por allí

los habían desgastado casi por igual

realmente,

y esa mañana ambos por igual se tendían

sobre hojas que ninguna pisada tomaba

ennegrecidas.

¡Ah, dejaré el primer camino para otro día!

Y aún sabiendo que un camino conduce a

otro,

dudé si alguna vez debería regresar.

Y estaré diciendo esto con una visión,

en alguna parte, de aquí a épocas por venir;

Dos caminos se bifurcaban en un bosque, y

yo,

yo tomé el menos transitado,

y eso ha marcado la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s